KM 2420, FLORENCIA: El libro de los reyes

Existe en Florencia un tesoro que está a la altura del David de Michelangelo y de la Venus de Botticelli, pero nadie lo conoce ni lo quiere ver.

Se trata de la versión manuscrita más antigua conocida del “Shahnameh”, el “Libro de los reyes”, libro fundante de la cultura persa y probablemente uno de los textos más importantes de la historia del mundo.

Esta versión, que data del año 1217 y habría sido transcripta por un escriba de Balochistán (región comprendida entre Irán y Pakistán) se encuentra en la Biblioteca Nacional de la ciudad italiana y fue descubierta en 1978, cuando un investigador llamado Ángelo Piamontese se ocupaba de catalogar viejos manuscritos persas.

Al momento en que el académico se topó con el hallazgo, éste había sido desclasificado en la biblioteca: se creía que era una copia del Corán. Sin embargo, resultó ser la más antigua versión conocida del texto escrito por Ferdusi, que relata la historia de Irán desde la creación del mundo hasta su conquista por los musulmanes en el Siglo VII.

Un aventurero italiano, llamado Gerolamo Vechietti, fue quien compró el manuscrito en un mercado de El Cairo, Egipto, en los años 1500. Luego, el texto pasó a formar parte de una colección privada y al final se integró a la Biblioteca Nacional Florentina.

El texto no se encuentra expuesto, pero fue digitalizado y se puede consultar en el sitio web de la institución.

El “Shahnameh” es considerado el poema épico del Gran Irán (incluyendo Azerbaiyán y toda la zona de influencia persa de Asia Central) y fue escrito por Ferdusi, el gran poeta nacional, entre los años 977 y 1010.

En total, son más de 50.000 versos, lo que lo vuelve el poema más extenso escrito alguna vez por una sola persona. Relata, a lo largo de sus líneas, la prehistoria de Irán, los descubrimientos del fuego, la creación del derecho, la consolidación del zoroastrianismo como religión oficial del Imperio Persa (el único al que Roma y Grecia consideraban un rival de altura, y que sobrevivió a ambas), las dinastías sasánidas y, al final, la llegada del Islam.

Entre los personajes más reconocidos para nuestra cultura que aparecen en el Shahnameh se encuentra, por supuesto, Alejandro Magno, el más grande de los conquistadores de la antigüedad, que partió desde la provincia griega de Macedonia para terminar su periplo sólo en la Bactriana (actual Afganistán), y cuyos descendientes reinaron por varios siglos en Irán.

Con el tiempo, el texto épico de Ferdusi consolidó incluso las bases del idioma persa moderno, que es el que se habla hoy en Irán. Es decir, la forma en que un habitante de Teherán o de Tabriz se comunica actualmente hunde sus raíces en un magnífico poema escrito un milenio atrás.

Terminaré este texto, que fue básicamente una presentación breve, con un pensamiento muy básico, sin ningún tipo de floritura ni eufemismo: no sabemos absolutamente nada sobre la cultura persa, y resulta que la cultura persa es una de las más bellas de este mundo.

Ojalá este pequeño artículo, o alguno de los que escribiré desde Irán, logre, al menos en una sola persona, llamar un poquito la atención sobre esta bellísima región del mundo, de la que, lamentablemente, solemos tener más prejuicios que conocimiento.

 

2019-03-28T08:12:55+00:00